¿Sudoración en los pies?

La transpiración en los pies es parte de un proceso natural y saludable, no solo para estos sino también para todo el cuerpo, cuando lo hacemos frecuentemente, estamos ayudando mediante ese líquido a expulsar todas las toxinas y el exceso de agua en nuestro organismo. En Zapatos Callaghan sabemos que los pies tiene 250.000 glándulas sudoríparas, es decir, que nuestros pies suden es un hecho normal. Sin embargo cuando hay sudoración en los pies de manera excesiva es porque probablemente padezca de hiperhidrosis aquí le damos algunos consejos para evitarlo.

Recomendaciones para reducir el sudor

Los pies que tienden a sudar demasiado, puede significar un problema de menor escala para tu higiene personal, debido a que están más expuestos a padecer de mal olor y se convierte en una zona fértil para la reproducción de hongos. Si a todos estos factores se le agrega el mal uso de zapatos y de calcetines podrás sufrir de pies de atleta en corto tiempo, además tus pies serán más susceptibles a la aparición de juanetes.

Un consejo para evitar la sudoración en los pies es que laves tus pies frecuentemente con yodo, has énfasis en las zonas donde pueden aparecer las bacterias fácilmente, para garantizar la salud de tus pies, es recomendable que repitas este procedimiento cada vez que tomes una ducha. Recuerda que a los hongos les encanta una zona húmeda y oscura.

Una vez que salgas de la ducha, te sugerimos que seques tus pies con un secador a temperatura natural, a fin de que puedas untar el producto de tu preferencia para evitar la sudoración y el mal olor. Recuerda que aparte del talco, no esta demás colocarse entre los dedos alguna crema para prevenir el pie de atleta. Los pies están cubiertos la mayoría del tiempo y no querrás que te salgan estos incómodos e indeseables amigos.

Sabemos que por las actividades del día es muy difícil lavarse los pies cada cierto tiempo, pero cuando te encuentres en tus días de descanso, intenta lavártelos varias veces al día y usa terbinafina luego de cada lavada. Cuando te toque salir, aplícate un desodorante para pies de uso médico.

Zapatos de mala calidad

El calzado hecho con un material de baja calidad, puede ser una de las razones por la cual estás presentando sudoración en los pies, si es así, busca la manera de comprar zapatos de calidad para evitar este mal que está afectando tu higiene personal. Sería conveniente que probaras rotar tus zapatos para darle descanso y colocarlos un par de horas bajo el sol, a fin de disminuir las bacterias que se esconden en él y que son las responsables de producir tanto la transpiración como los hongos.

Por eso es importante que tomes en cuenta comprar zapatos de buena calidad, cuando vayas a la tienda por unos de ellos, verifica que el material sea ideal para la buena transpiración de tus pies e intenta probártelos, para verificar que no te quede muy ajustado, recuerda que mientras más apretado, más expuesto está el pie para sudar. También observa que el interior del zapato tenga un revestimiento con material natural, a fin de que tus pies no suden excesivamente.

Así como puedes desinfectar tus pies, también hay productos que ayudan a contrarrestar las bacterias responsables de la sudoración, ese producto puedes conseguirlo en la tienda de un podólogo o en alguna farmacia, no dudes un segundo en invertir dinero para la buena salud de tus pies.

Usa buenos calcetines

Si deseas evitar a toda costa la sudoración de tus pies excesivamente es recomendable que uses unos calcetines que no posean material sintético, por la calidad del material, los hongos y el mal olor tienden a reproducirse más rápido.

Sabemos que puede ser engorroso usar calcetines de lana, sin embargo, éstos, son los más recomendables para evitar la sudoración descontrolada de los pies. No obstante para evitar usarlos frecuentemente, sugerimos que compres unos con una composición de 60%, como sabrás, por su material son perfectos para que tu pie pueda respirar perfectamente. Los de algodón no son la mejor opción, por eso es mejor usarlos temporalmente.

Siguiendo estos sencillos consejos estamos seguros que tendrás unos pies libres de sudor, limpios y siempre frescos. Si ves que el problema persiste, asiste a un podólogo para que te mande un tratamiento personalizado y puedas vivir tranquilo y feliz.

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Lea y acepte nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies