Aprende a limpiar distintos tipos de calzado según su material

Tener un calzado en buen estado no sólo aporta un grano de arena a que tu estilo sea más fresco y te sientas mejor, sino que, harás que estos accesorios te duren más tiempo y por ende, cuiden por un tiempo más prolongado tus pies, para que esto suceda queremos que aprendas a limpiar distintos tipos de calzado según su material; así lograrás un estado óptimo de estos y les sacarás mayor provecho, recuerda que su belleza dependerá del cuidado que les des, con Zapatos Callaghan tendrás siempre los mejores consejos.

Una buena limpieza se traduce a cuidado

Es necesario que sepas que, no deberías tratar un zapato de cuero de la misma forma que lo haces con uno de gamuza o sintético, ya que estos materiales son completamente distintos y cada uno posee una forma correcta para ser limpiados que garantizará que te duren por más tiempo, por el contrario, si aplicamos una técnica de limpieza de un zapato de cuero a uno sintético, por colocar un ejemplo, este último se te dañará, no queremos que una situación así nos arruine el día ¿cierto? Por esta y muchas más razones queremos que aprendas a limpiar distintos tipos de calzado según su material como una forma de cuidarlos.

Siempre es importante tener en cuenta que al igual que nuestras prendas de vestir, los zapatos necesitan una limpieza constante, si nunca lo has hecho, te recomendamos que empieces, ya que de esta forma mantendrán un aspecto más atractivo y no permitirás que distintas manchas penetren en el material, haciendo que sean difíciles de sacar luego. Comencemos entonces con los distintos métodos de limpieza para cada calzado.

Limpia tus zapatos de cuero y gamuza

Si posees zapatos de cuero, debes saber que su material es de piel, lo que significa que debe estar constantemente hidratada, una de las formas más sencillas de limpieza es pasarles un trapo humedecido y restregarlos suavemente, de esta forma eliminarás las manchas poco a poco. Antes de esto, asegúrate si son de cuero tratado o no tratado, necesitarás otro tipo de productos limpiadores. Puedes usar un jabón especial para cueros que encontrarás en zapaterías, quita la espuma y déjalos secar en un lugar cerrado pero ventilado, ten presente que, si los colocas cerca de un artefacto de calor o a la luz solar, puede agrietarse o perder el color.

Si se trata de calzado de cuero terminado, es recomendable que les apliques betún del mismo color y espárcelo con un paño, espera que se fije y luego sácale brillo, puede ser con un cepillo suave, de esta forma lucirás zapatos de otoño increíbles, o de cualquier otra temporada.

Para limpiar la gamuza la técnica es distinta, puedes ir a la zapatería y comprar un cepillo especializado para este tipo de calzado, los podrás identificar porque poseen pequeños filamentos y material metálico que ayudan a preservar la pelusa de ese material (debes cepillar en una sola dirección). Para quitar los rasguños o manchas de la superficie, usa un borrador de lápiz. Si por alguna razón tus zapatos de gamuza se han humedecido, puedes quitar el exceso de líquido con una toalla de papel, si son manchas de grasa, aplícales talco y frota fuerte, luego espera que seque por unas horas y límpialos bien.

Para que estos se mantengan en el mejor estado posible, puedes rociarlos con un aerosol a base de silicona para impermeabilizarlos, recomendamos que lo hagas después de comprarlos y una vez al año, recuerda guardarlos en lugares frescos, sino se te ensuciarán más rápido.

Otros tipos de materiales que debes saber limpiar

Aprende a limpiar distintos tipos de calzado según su material, tal como el terciopelo, este, al igual que el “nobuck” necesita un trato más cuidadoso, ya que la piel es muy delicada, ve a una zapatería de confianza donde te recomienden la crema especializada más adecuada, otra opción de limpieza es humedecerlos con un trapo suave y pasarlo ligeramente.

Si son de piel sintética, te informamos que son muchos más “rústicos” que los de piel verdadera, y como son menos frágiles, puedes limpiarlos con un trapo húmedo, un poco de jabón, o con un cepillo suave, es importante que los seques muy bien, ya que si no, generarán mal olor. Si tienes zapatos de charol, puedes lavarlos con una esponja jabonosa y agua, debido a que son de un material muy brillante. Si quieres eliminar las manchas de estos, usa un trapo húmedo con disolvente sin acetona.

Esperamos que estos tips de limpieza para tu calzado te haya sido de mucha utilidad ¿tienes algún método de limpieza para tus zapatos? ¡Nos interesa saber! Envíanos tus comentarios o comparte en las redes sociales.

Vota por mi!

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Lea y acepte nuestra política de cookies,

ACEPTAR